mucho tiempo sin publicar

Hace mucho tiempo que no publico por aquí. La verdad es que han pasado cosas bastante interesantes. Sé que la última vez que publiqué hablaba de que iría al Sight City y no he publicado nada más sobre esto. Pues bien, el día 15 de mayo fuimos al Sight City. Nos juntamos un grupo de ciegos (Pia, Birgit y el hermano de Pia) y fuimos allí. Nos acompañó Ana, una compañera de Saarbrücken que está trabajando en una escuela de ciegos en Georgia como instructora de movilidad y estudiando psicología.
El hecho es que Pia, no sé si lo recordareis, está en españa haciendo un servicio voluntario en Murcia pero decidió venirse una semanita a alemania.
El Sight City fue muy interesante. Vimos cosas que están muy bien, y otras no tanto. Por ejemplo me acuerdo que estuve fascinado por la máquina braille eléctrica, es como una máquina Perkins de toda la vida que tenemos los españoles pero es electrónica y se puede conectar incluso a un teclado de ordenador. Yo todo fascinado y los alemanes diciéndome que hace 20 años que la utilizan. En fin,para que luego digan que la ONCE es moderna.
Hablando de la ONCE, vimos a unos españoles de la ONCE de Madrid que vendían cosas. Me compré un parchís a precio rebajado. Los españoles estaban ahí todos contentos, había un chico y una chica. El chico no tenía ni puta idea de alemán (y bueno, de inglés creo que tampoco) y la chica más o menos. Tenía que traducir (que al final acabé interpretando yo) lo que mis compañeros querían, ya que hacían varias preguntas. No me imagino cómo les debió ir, si todo el mundo les hacía preguntas, con la cantidad de gente que había. Me hizo mucha gracia verlos allí, a los españoles, en el Sight City de Alemania. Lástima que no vinieron de Barcelona, así quizá los conocía.
Otra cosa muy interesante que vimos fue como una especie de pantalla táctil Braille, es decir que es capaz de mostrar dibujos en relieve de la pantalla y se puede pulsar para interactuar con los contenidos del ordenador o lo que sea.
También vimos a un pirao que vendía una especie de lucecitas con sonido. Nos venía con el lema de que si una persona ciega está en una situación difícil, puede utilizar esta superlinterna y hacer ruiditos de ambulancia… En fin, que la fuerza esté contigo, y cuidado con el sable… Le dije irónicamente que me alegro mucho de que haya una compañía que se dedique a desarrollar productos para mostrarle al mundo que somos ciegos. Nos hizo mucha gracia, la verdad. Como si no tuviéramos suficiente con los brazaletes estos.
Después me quedé unos días con Pia en Tübingen y el último día lo pasamos en Trier, porque Pia tenía que volar desde frankfurt Han.

Pero qué más ha pasado estos días? Han pasado muchas cosas. Pia me enseñó cómo lavar los platos a la manera alemana de hecho tengo un video en youtube aquí:

Básicamente lo que hacen es, en vez de gastar agua como nosotrs, lavan los platos directamente en el fregadero y ponen el jabón en el fregadero. Así hace espumita.

También he empezado a hacer interpretación, me gusta mucho pero después de una hora de traducir del alemán o del inglés al español me entra un dolor de cabeza que no veas… También hay un vídeo aquí:

El fin de semana pasado me fui con Ana y Giorgi a Homburg y a Trier. Ana, la que nos acompañó al Sight City. Giorgi es un amigo de Ana, también de Georgia.
He puesto fotos en Facebook, y las podeis ver en mi perfil si quereis ya que están en público.
http://facebook.com/ogomez92

Han pasado también más cosas, por ejemplo las obras delante de mi casa, o el abejorro del otro día que parecía una moto, en serio que era un abejorro enorme y ni si quiera me di cuenta al primer momento de que era una abeja, yo pensaba que era un sonido de la obra o algo. Madre mía si me llega a picar ese bicho. Y yo que le tego un miedo infernal a estos bichos… Me tuve que ir corriendo y esconderme en el baño, y no me da vergüenza decirlo… Tú también lo hubieras hecho de haberte encontrado con un bicho tan enorme.

Pero bueno voy a hablaros de las obras que han puesto ahora delante de mi casa: Han puesto unas obras que ocupan toda la calle y han hecho un agujero de medio metro por el cual, si no tengo cuidado, me puedo caer cada vez que salgo de mi casa par ir a la uni o al autobús.. Pero bueno, solo es tener cuidado. El problema es que está todo cercado (hay muchas ballas) y es difícil llegar a la parada del autobús. Pero creo que ahora ya lo tengo controlado.

Intentaré postear más en los próximos días, prometido. No sé por qué no he escrito con más frecuencia, supongo que por el tema de la uni (tuve una exposición el lunes pasado) y otras demás cosas que hicieron que pospusiera el escribir en el blog.

¡Buena semana a todos!!

Deja un comentario