Otra entrevista sobre mi Erasmus en Alemania

Bueno os paso otra entrevista sobre mi Erasmus en Alemania que me han hecho para la revista pásalo de la ONCE 🙂

Oriol Gómez: “El Erasmus es una experiencia para la independencia”
Por Leonor Lozano
“Llevo días intentando buscar las mejores palabras para describir mi experiencia como estudiante ciego en Alemania. Y, la verdad, no las encuentro. No las encuentro por el simple hecho de que he vivido tantas cosas, tantas experiencias que me han ‘abierto los ojos’…”.
El 2 de agosto de 2014, a punto de volver a casa, Oriol Gómez se despedía en su blog de Saarbrücken, una ciudad situada al suroeste de Alemania, muy cerca de la frontera francesa. Había pasado allí un año como estudiante Erasmus, y se disponía a regresar a España “más independiente, positivo y seguro”. PÁSALO ha hablado con él para contarte su historia.
Loco por los idiomas
Oriol nació en Tarragona hace 23 años, y, tal como contó su padre en un libro, creció como un niño más, que “solo era diferente en su forma de ver”. Porque Oriol vino al mundo completamente ciego.
Se define como una persona “bastante tranquila” a la que le gusta “tocar la guitarra, salir, leer y programar audiojuegos”, juegos en los que no aparece ninguna imagen, creados a partir de audios. En 2011, por ejemplo, terminó Muerte en la carretera, con versiones en inglés, español y alemán (si te interesa, puedes consultar su blog http://blog.oriolgomez.com/).
También le gusta “viajar y conocer otras culturas”, y los idiomas le han atraído siempre. Tanto, que decidió estudiar Traducción e Interpretación en Barcelona (“una carrera interesante que tiene bastantes salidas”) y disfrutar de una beca Erasmus en Alemania, un país que “le entusiasma”.
Tenía “muy claro” cuál sería su país de destino, pero no tanto la ciudad en la que viviría. Pero, después de darle muchas vueltas, se decantó por Saarbrücken, una ciudad que ronda los 180.000 habitantes y que reunía todos sus requisitos: “No quería irme a una ciudad enorme, porque me gusta la vida tranquila, y, como está cerca de la frontera, me permitiría practicar también el francés”.
Vivió allí de septiembre de 2013 a agosto de 2014, un año que le cambió la vida.
Su cuaderno de bitácora
Cuando su partida era inminente, Oriol decidió compartir “su experiencia como estudiante Erasmus ciego”, así como sus ”sensaciones, sentimientos, ilusiones y aprendizajes”. ¿Cómo? Con un blog (¡el que te hemos comentado antes!), que tituló Erasmus en Alemania, programación, traducciones y cosas varias, y que hoy sigue activo.
En él cuenta, por ejemplo, cómo, al poco de llegar, se acercó solo “al ‘súper’ de la uni”. “¡Señores, sin leer las etiquetas, he conseguido comprar cosas! Me he perdido un poco, pero da igual, ¿no?”.
Informa también de la primera “peli” que vio en un cine alemán (Das Leben der Anderen –en español, La vida de los otros–), de sus primeras clases de ruso, de los partidos en el estadio de Kaiserslautern, de los rigores del invierno alemán, de los primeros exámenes, de sus viajes a Hamburgo, Berlín…
“Ahora me toca volver a la vila universitaria. Espero tener un buen curso, más independiente y seguro de mí mismo gracias al Erasmus en Alemania, una experiencia para la independencia”. El post que publicó el 2 de agosto de 2014, cuando estaba a punto de volver a España, lo dice todo: merece la pena estudiar un curso en el extranjero. 
En la actualidad, Oriol está terminando la carrera de Traducción e Interpretación de inglés y alemán en Barcelona, ¡solo le queda un año!
Para terminar, le preguntamos: ¿repetirías la experiencia? Su respuesta no solo es afirmativa, sino que asegura que, si le surge la oportunidad de trabajar fuera, lo hará. 
“Los comienzos del Erasmus son duros, porque no conoces a nadie y te tienes que buscar la vida, pero es una experiencia extraordinaria. Tenéis que animaros a viajar. Estudiar es importante, pero también hay que pasárselo bien y disfrutar de la vida”, concluye Oriol. Habrá que hacerle caso, ¿no?
                                                                          Leonor Lozano Morillo   
                                                                          Redactora de Publicaciones

Deja un comentario