Otra entrevista sobre mi Erasmus en Alemania

Bueno os paso otra entrevista sobre mi Erasmus en Alemania que me han hecho para la revista pásalo de la ONCE 🙂

Oriol Gómez: “El Erasmus es una experiencia para la independencia”
Por Leonor Lozano
“Llevo días intentando buscar las mejores palabras para describir mi experiencia como estudiante ciego en Alemania. Y, la verdad, no las encuentro. No las encuentro por el simple hecho de que he vivido tantas cosas, tantas experiencias que me han ‘abierto los ojos’…”.
El 2 de agosto de 2014, a punto de volver a casa, Oriol Gómez se despedía en su blog de Saarbrücken, una ciudad situada al suroeste de Alemania, muy cerca de la frontera francesa. Había pasado allí un año como estudiante Erasmus, y se disponía a regresar a España “más independiente, positivo y seguro”. PÁSALO ha hablado con él para contarte su historia.
Loco por los idiomas
Oriol nació en Tarragona hace 23 años, y, tal como contó su padre en un libro, creció como un niño más, que “solo era diferente en su forma de ver”. Porque Oriol vino al mundo completamente ciego.
Se define como una persona “bastante tranquila” a la que le gusta “tocar la guitarra, salir, leer y programar audiojuegos”, juegos en los que no aparece ninguna imagen, creados a partir de audios. En 2011, por ejemplo, terminó Muerte en la carretera, con versiones en inglés, español y alemán (si te interesa, puedes consultar su blog http://blog.oriolgomez.com/).
También le gusta “viajar y conocer otras culturas”, y los idiomas le han atraído siempre. Tanto, que decidió estudiar Traducción e Interpretación en Barcelona (“una carrera interesante que tiene bastantes salidas”) y disfrutar de una beca Erasmus en Alemania, un país que “le entusiasma”.
Tenía “muy claro” cuál sería su país de destino, pero no tanto la ciudad en la que viviría. Pero, después de darle muchas vueltas, se decantó por Saarbrücken, una ciudad que ronda los 180.000 habitantes y que reunía todos sus requisitos: “No quería irme a una ciudad enorme, porque me gusta la vida tranquila, y, como está cerca de la frontera, me permitiría practicar también el francés”.
Vivió allí de septiembre de 2013 a agosto de 2014, un año que le cambió la vida.
Su cuaderno de bitácora
Cuando su partida era inminente, Oriol decidió compartir “su experiencia como estudiante Erasmus ciego”, así como sus ”sensaciones, sentimientos, ilusiones y aprendizajes”. ¿Cómo? Con un blog (¡el que te hemos comentado antes!), que tituló Erasmus en Alemania, programación, traducciones y cosas varias, y que hoy sigue activo.
En él cuenta, por ejemplo, cómo, al poco de llegar, se acercó solo “al ‘súper’ de la uni”. “¡Señores, sin leer las etiquetas, he conseguido comprar cosas! Me he perdido un poco, pero da igual, ¿no?”.
Informa también de la primera “peli” que vio en un cine alemán (Das Leben der Anderen –en español, La vida de los otros–), de sus primeras clases de ruso, de los partidos en el estadio de Kaiserslautern, de los rigores del invierno alemán, de los primeros exámenes, de sus viajes a Hamburgo, Berlín…
“Ahora me toca volver a la vila universitaria. Espero tener un buen curso, más independiente y seguro de mí mismo gracias al Erasmus en Alemania, una experiencia para la independencia”. El post que publicó el 2 de agosto de 2014, cuando estaba a punto de volver a España, lo dice todo: merece la pena estudiar un curso en el extranjero. 
En la actualidad, Oriol está terminando la carrera de Traducción e Interpretación de inglés y alemán en Barcelona, ¡solo le queda un año!
Para terminar, le preguntamos: ¿repetirías la experiencia? Su respuesta no solo es afirmativa, sino que asegura que, si le surge la oportunidad de trabajar fuera, lo hará. 
“Los comienzos del Erasmus son duros, porque no conoces a nadie y te tienes que buscar la vida, pero es una experiencia extraordinaria. Tenéis que animaros a viajar. Estudiar es importante, pero también hay que pasárselo bien y disfrutar de la vida”, concluye Oriol. Habrá que hacerle caso, ¿no?
                                                                          Leonor Lozano Morillo   
                                                                          Redactora de Publicaciones

¡Beatstar pro ya disponible!

Como algunos de vosotros sabreis, cuando no estoy en la universidad o haciendo trabajos, uno de mis mayores hobbies es la programación.
He programado varios audiojuegos (juegos sin gráficos dirigidos a personas ciegas como yo).
En los últimos meses, he estado trabajando en una actualización muy importante para mi juego con más éxito, el beatstar. Beatstar es un juego musical en el que el objetivo básico es seguir las instrucciones para completar sets de ritmos musicales.

Ahora, ha llegado beatstar pro, y ya no es solamente un juego musical. He incluido tres minijuegos: Un juego de boxeo, un tragaperras y un juego de fútbol.
Programar todo esto ha sido muy divertido, sobre todo la parte de grabar los logros que los jugadores pueden desbloquear mediante diferentes acciones en el juego. Estoy seguro de que lo disfrutareis tanto o más que yo a la hora de producirlos.

Beatstar pro te anima a donar 10 euros como contribución. Como hay personas que no pueden o quieren donar, la versión gratuita tiene 0 restricciones. Es decir, tiene exactamente las mismas características que si donamos, y el código y sonidos son 0% diferentes si donas.

Para conseguir el juego, por favor visita mi página de juegos Aquí y busca el enlace de descarga o el botón para donar.

¡Gracias!

Me ve con el corazón, por Ángel Gómez Mesonero: El libro de mi historia

¡Hola gente!
Llevo mucho tiempo sin postear por aquí. Aprovecho para pasaros el libro que escribió mi padre en 2002 y que recoge la historia de mi vida y educación hasta que cumplí los 10 años de edad. es un libro lleno de emoción y la mejor manera de que lo entendais es pasándoos la descripción oficial. Os animo a comprarlo y a leerlo. De momento está en iBooks y pronto estará disponible en Amazon Kindle.
Me ve con el Corazón, de Ángel Gómez Mesonero, ya está a la venta!
El autor de este libro, periodista y empresario catalán, nos presenta su testimonio, lúcido y estremecedor, en un relato que evoca la tristeza de perder un hijo prematuro, y recibir la noticia de que su hermano ha quedado ciego. A través de las páginas de esta excepcional narración, el mensaje de los padres de Oriol, el hijo que nació ciego en 1992, se llena de esperanza, gracias a su sinceridad y coraje, y al apoyo recibido por parte de los profesionales de la ONCE. Como señala en el prólogo Mercè Leonhardt, coordinadora de atención precoz del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Barcelona, el libro llena un vacío importante, como testimonio y ayuda a otros padres, pero también supone un excepcional reconocimiento a los profesionales que trabajan educando a los niños con graves deficiencias visuales, que ven así valorado el esfuerzo realizado. El autor de este libro, periodista y empresario catalán, nos presenta su testimonio, lúcido y estremecedor, en un relato que evoca la tristeza de perder un hijo prematuro, y recibir la noticia de que su hermano ha quedado ciego. A través de las páginas de esta excepcional narración, el mensaje de los padres de Oriol, el hijo que nació ciego en 1992, se llena de esperanza, gracias a su sinceridad y coraje, y al apoyo recibido por parte de los profesionales de la ONCE. La frustración y el pánico hacen ver con temor el futuro. El ¿por qué a nosotros? o la incomprensión del entorno lo vive junto a su esposa con la esperanza de ver crecer su hijo como un niño más, que es sólo diferente en su forma de ver. Un niño que reclama las mismas oportunidades que los demás. En la guardería, en el colegio, en la escuela de música… en todas las etapas de su educación el bebé ha aprendido a ser niño, a querer y a ser querido, a respetar y a ser respetado, con unos compañeros que son ahora sus amigos. A lo largo de la obra se puede observar cómo crece con las mismas obligaciones que todos, al amparo de unos padres y profesionales que velan intensamente por su trabajo, sacrificio y esfuerzo. Parece que todo lo hace fácil, por ello, tal vez su ilusión le ha hecho alcanzar con pasión metas impensables para una sociedad que no acaba de comprender que un niño ciego, con nueve años, se comunique con medio mundo a través de Internet.
iBooks
Aquí
Enlace en mi web:
Aquí

Tres meses después

tres meses después de volver de Alemania estoy en Barcelona, continuando mis estudios de Traducción e interpretación.
Si intento comparar mi vida de antes del Erasmus a después, podría arriesgarme a decir que mi vida ha cambiado bastante y para bien. Me veo una persona más independiente, más positiva y más segura. A nivel personal, he aprendido muchas cosas sobre la vida, la administración personal, las amistades y relaciones personales, la autoestima…
A nivel académico he mejorado mis conocimientos de alemán, he aprendido mucho sobre la cultura alemana y por fín he empezado a hacer interpretación, así como muchas otras cosas.

Ahora estoy preparado para continuar con mi vida. Me gustaría publicar este blog en formato de libro electrónico, para divulgarlo en plataformas como Amazon Kindle o Ibooks. Si estás leyendo esto en tu ebook o tablet, significa que lo he conseguido.
Recibe un gran abrazo de mi parte y espero que, si conoces a alguien que quiera visitar Alemania u otro país, le recomiendes este blog.

Saludos, y recuerda: ¡Que la fuerza te acompañe!

Erasmus en alemania, una experiencia para no olvidar

Llevo días intentando buscar las mejores palabras para describir mi experiencia como estudiante invidente en Alemania.. Y la verdad, no las encuentro. No las encuentro por el simple hecho de que he vivido tantas cosas, tantas experiencias que me han «abierto los ojos», tantas vivencias que me han causado darme cuenta de lo importante que es ser más independiente, de seguir adelante con mis estudios…
Vine aquí solo y salgo con nuevos amigos, con personas que se han vuelto importantes para mi vida y otras que han estado ahí y con las que he pasado mis mejores y peores momentos. En navidad hice unas cuantas menciones a personas que eran importantes para mí, pero creo que ahora ya no hace falta. Primero porque serían demasiadas personas y, segundo, porque ya sabeis quiénes sois.
Por una parte tengo muchas ganas de volver a España, a Salou, a la Universitat Autònoma de Barcelona, con mi familia… Y por la otra me quedaría aquí. Supongo que es inevitable sentirse así, ya que de lo contrario significaría que no he estado bien y que quiero irme.
Como conclusión de este blog me gustaría animar a todas aquellas personas que qvayan a hacer, o estén pensando en hacer un Erasmus, ya sea en Saarbrücken o cualquier otra ciudad de cualquier país. El Erasmus ayuda muchísimo a la hora de independizarse, organizarse como persona y estudiante y, sobre todo, a la hora de aprender una lengua. Vine aquí con un nivel normalito de alemán y creo que he aprendido bastante en los 10 meses que he estado aquí.
Como habreis observado al comienzo de mi blog, las primeras semanas son un poco duras hasta que uno se acostumbra al país y a la gente. Los alemanes no son como los españoles y los otros estudiantes Erasmus de otros países tampoco son como los españoles. No hay que cometer el error de juntarse siempre con los estudiantes de tu país porque entonces no aprendes el idioma.
Y ahora me toca volver a la vila universitaria. Ayer justamente recibí la confirmación de que ya tengo piso. y espero tener un buen curso, más independiente y seguro de mi mismo gracias al erasmus en Alemania, una experiencia para la independencia.

Alemania campeones!

Bueno, Alemania ha ganado el mundial. La verdad es que creo que se lo merecían, durante todo el mundial han trabajado muy bien como equipo y han ido a la portería contraria siempre que han podido.
La goleada contra Brasil fue impresionante, creo que estuvo muy bien para que los arrogantes políticos brasileños se dieran cuenta de lo que hay y de que hay equipos mejores que ellos, que todos sabemos que este mundial se hizo en Brasil para conseguir el trofeo.

Pero bueno, volviendo al tema Erasmus. Quedan solo 3 semanitas para irme y ya empiezo a sentirlo. Esta semana pasada ya me despedí de un par de personas que dudo que vuelva a ver hasta dentro de mucho tiempo y en fin, por una parte tengo ganas de volver pero por la otra me quedaría más tiempo en Alemania. Solo espero poder mantener el contacto con las personas importantes que he conocido.
Todavía me faltan hacer algunos exámenes. Hasta ahora me han ido bien y espero volver a España con notas bastante buenas.
Estos días la vida es bastante rutinaria, estudiar y quedar con amigos, ir a la uni… Creo que ya se han acabado los viajecitos. 🙁