Berlín y el resto de la semana

Ahora me he dado cuenta que todavía no he explicado el viaje a Berlín. La semana pasada que estuve en Hamburgo, el sábado aprovechamos para ir a Berlín y pasar allí el fin de semana. Fuimos al museo de la ciencia, que la verdad pareció un poco para niños porque enseñaban cómo funciona la temperatura, la electricidad, el sonido… etc pero es un poco simple, aun así fue divertido. Lástima que nos hicieron dejar las bolsas y no pude hacer grabaciones, pero había un sitio que hacía chispas y rayos eléctricos que hacía un sonido muy guay y luego holía a quemado. 😉

Berlín me pareció una ciudad bastante pobre, lo digo así porque me sorprendió bastante, siendo la capital de Alemania y tal. Había mendigos en el metro, las estaciones de tren se veían viejas (en una ocasión las escaleras mecánicas no funcionaban) etc.
También fuimos al museo de la DDR (la república democrática alemana). En este museo se exhibían todo tipo de objetos como coches, cubiertos, material escolar, etc de la época de la Alemania comunista. fue muy interesante! Incluso pudimos entrar en una casa como las que había en aquella época, había televisores y radios que funcionaban con canales y música grabadas de esa época, campañas electorales, etc.
También un restaurante con comida de la época (por supuesto cenamos allí) y diferentes inscripciones explicando la historia del comunismo en Alemania. El día siguiente, fuimos al Reichstag, pero no pudimos entrar porque había mucha gente.

Ayer estuve en Frankfurt! ¡Os acordais del tema del iPhone estropeado? Bien, pues llamé a Apple store en Alemania. se ve que los americanos no tienen ni idea de cómo funcionan las cosas en Europa. Cuando llamé hace meses, me dijeron que un iPhone comprado en españa solo podía arreglarse en españa. En Frankfurt, en cambio, me dijeron que si lo traía me lo podían arreglar. Así que ayer cogí un tren y en 3 horitas estaba en frankfurt. Me encontré con unas personas muy agradables en la estación que iban al mismo sitio que yo y fuimos juntos hacia el centro de la ciudad, donde está el Apple Store. Pero llegué demasiado pronto, así que cuando se fueron los que fueron conmigo me fui al McDonald’s a pillar comida. Fui al Apple Store y me cambiaron el móvil por un iPhone nuevo, que es lo que suelen hacer los de Apple cuando algo en el Hardware va mal. De momento, funciona bien. 😉

Deja un comentario