Archivos mensuales: febrero 2014

Tübingen: Un viaje inesperado

Esta semana he estado tres días en Tübingen, una región alemana situada en Baden-Württemberg, a las orillas del río Neckar (unos 40km al sur de Stuttgart). Es una ciudad muy universitaria, donde la mayoría de sus aproximadamente 90000 habitantes son estudiantes.
¿Pero qué hay en Tübingen? Bien, he ido allí principalmente para ver a viejos amigos. He visto a Pia y a Birgit, que no veía desde cuando estuve en Barcelona ya que ella estuvo en España hasta ahora. He conocido gente y he comido comida típica de la zona, he aprendido nuevas expresiones alemanas y sobre todo, estoy disfrutando de las vacaciones. He tenido que viajar solo en tren para ir y para volver, una aventura en si ya que no estaba muy acostumbrado a viajar solo por ahí. El lunes, antes de coger el tren, tuve que ir a Saarbrücken a por la tarjeta Sim del nuevo móvil.
En Tübingen también hay un mercado muy interesante, donde venden todo tipo de verduras, especias… Me recuerda un poco a los mercados típicos de las ramblas de Barcelona, como el mercado de la boquería o el de la rambla de les flors.
El miércoles, antes de irme de vuelta a saarbrücken, estuvimos comiendo en el restaurante Neckarmüller (el molinero del Neckar), y aproveché para hacer un juego de palabras con el nombre para decir que allí daban para comer “Müll aus dem Neckar/Neckarmüll, basura del Neckar). De esto salió una canción que Pia y yo estuvimos tocando en la guitarra y que pronto subiré al youtube…
No sé qué más contar de este viaje, a parte de que he disfrutado mucho de la compañía y de esta oportunidad tan espontánea que se me ha presentad, ya que este viaje no estaba planeado antes del día de la celebración de mi cumpleaños…

Planes para estos días, no tengo muchos. Quiero reencontrarme con mis amigos aquí en Saarbrücken y me gustaría viajar más. Quiero viajar a Berlín y queremos ir a Amsterdam con Sergio y Didi, Sergio también quiere hacer paracaidismo así que no sé cómo quedará el tema, ya que eso del paracaidismo me da un poco de miedo…

Cumpleaños

Como muchos de mis amigos sabreis, el pasado día 11 de febrero fue mi cumpleaños. Y esta última semana ha estado llena de sorpresas.
El sábado día 8 vinieron mis padres desde salou, a pasar unos días aquí en Saarbrücken, como dije en un post anterior. Nos fuimos a estrasburgo el domingo, y el luens mis padres me sorprendieron comprando una tarta sin que me enterara y yendo al carnicero, el restaurante argentino aquí en las afueras. Tuve que soplar 22 velas.

La semana fue bastante agetreada, el jueves fuimos a nadar con Sergio y Didi a la piscina de Dudweiler. Hacía mucho tiempo que no nadaba y la verdad es que me sentó bien, pero mi cuerpo no está muy hecho para hacer deporte y Sergio y Didi se reían de mi, porque tienen más años que yo y aguantan mejor. En fin, el precio de no hacer deporte. A parte de eso, esta semana me llegó ya el móvil nuevo android después de todos los problemas que tuve con el iPhone y he estado trasteando bastante con el móvil para adaptarlo a mi situación.

Ayer sábado fue un día muy interesante, fuimos a celebrar mi cumple con varios compañeros de la universidad, Didi y Pia. Didi y Pia no son de la universidad, Didi biene de Türingen y Pia estaba de visita en casa de su hermano en Karlsruhe y decidió venir.
Lo pasamos muy bien, al principio sentí un poco de consternación porque mis amigos no se conocían entre ellos y son gente bastante diferente, pero al final todos acabaron hablando entre ellos, incluso los más tímidos del grupo!!!! Jessica tuvo un detalle muy amable de hacer muffins para todos sin decírnoslo y poner unas velas para celebrar el cumple. Los demás también me hicieron algún detalle, Eva por ejemplo me regaló una cerveza de aquí de Saarland y unos bombones que ya se han terminado 😀

Mañana me voy a pasar unos días en Tübingen hasta el miércoles, así que no escribiré mucho ni estaré en las redes sociales hasta el miércoles por la tarde o el jueves, dependiendo de las conexiones tan buenas o malas que haya en tren ese día.

¡Terminados los exámenes!

Ayer terminé los exámenes. El examen de ruso me fue bastante bien, incluso mejor de lo que esperaba. esta semana me la pasé estudiando ruso a tope para poder hacer bien este examen y ya me estoy empezando a aprender la disposición del teclado ruso, aunque la gramática se hace bastante complicada.
¡Mañana vienen mis padres! Aunque solo se quedarán tres días, vendrán para pasar conmigo el día de mi cumpleaños, que es el martes. Aguardo el día de mi cumpleaños con gran ilusión, no solo porque vengan mis padres si no porque ya no tengo clases hasta el 14 de abril y quiero viajar y pasarlo bien por Alemania, ir a ver a mis amigos, etc.
Como ya conté en el post anterior, tenemos planeado ir a Amsterdam con Sergio y Didi y también nos gustaría hacer otros viajes.
También tengo muchas ganas de ver a mis padres, que hace muchísimo que no los veo, desde después de navidades.
Qué más puedo decir, espero estos días con ilusión.

Tinnitus: Zumbido constante en los oídos

Acabo de leer un artículo muy interesante en Lifehacker sobre una enfermedad llamada Tinnitus, y me acordé de mi situación hará un par de años.
El artículo en inglés está aquí:
RT @Gizmodo: Why your ears keep ringing (and what you can do about it)
Por qué pitan tus oídos y qué hacer
http://t.co/15HNSlmYGf

Del artículo:
Algunos lo perciben como el zumbido incesante de un mosquito. Otros, como un constante feedback eléctrico. Incluso puede parecer como voces ininteligibles o música. se conoce como Tinnitus y es, sorprendentemente, una aflicción bastante común que afecta a unos 50 millones solo en américa.


La cóclea del oído interno está llena de miles de células finas, similares a pelos que vibran cuando son expuestos a las ondas sonoras. Estas vibraciones se convierten entonces en señales eléctricas por las células en la base del cerebro, que forman un bucle de retroalimentación neural que está regulado por unos sensores. Este bucle neural normalmente nos permite captar sonidos muy tenues y distantes mediante la detección de cambios sutiles en las vibraciones de varios sensores. Pero cuando estos sensores son dañados o mueren por una repetida exposición al ruido fuerte, las neuronas subyacentes permanecen activas y envían una señal falsa al cerebro como de que hay sonido entrante cuando en realidad no lo hay.

Para mí, era como el zumbido constante de un mosquito. No tenía ni idea de que era tan común, o que tenía un nombre. Esto duró unos meses hasta que dejé de oírlo.
según mi médico, este zumbido era causado por unas microburbujas de aire que se habían formado en mis oídos, pero no estoy completamente convencido. Era bastante difícil para mi, porque siempre oía este zumbido como de un mosquito. Odio los zumbidos de los insectos y siempre me causaba muchísimo estrés, especialmente por la noche.
Como persona ciega que soy, me causaba mucho estrés pensar que había un mosquito en mi habitación cuando en realidad no había ninguno. Me acostumbré después de un tiempo, pero fue duro mientras duró.
Atesoro mi sentido del oído, como hace cualquier ciego. Que mi cuerpo lo complicara era preocupante y bastante desconcertante.

Novedades y más novedades

Hace mucho tiempo que no posteo por aquí. La verdad es que no tengo una buena excusa, solo que he tenido muchos exámenes y he tenido, y de hecho todavía tengo, que estudiar mucho.
Los exámenes que he hecho estos días me han ido muy bien, algunos incluso mejor de lo que me esperaba. He aprobado alemán con un 86%, una nota que jamás me hubiera imaginado hace 2 años, cuando empecé a estudiar alemán, y menos estando en un nivel B2 como ahora.
Y no lo digo para alardear ni nada de eso, solo es que a veces cuando lo pienso me parece increíble que me hayan puesto en este nivel de alemán y que haya aprobado, dado que es extraño estar en un nivel b2 después de 2 años. Cuando me pusieron en ese nivel a principio de curso me asusté y pensé que suspendería.

Pero bueno, hablemos de otras cosas más relacionadas con la experiencia erasmus. La verdad es que no he hecho muchos viajes estos días, me he tenido que preparar para los exámenes y hoy martes, que es mi día de fiesta, estoy a punto de ir abajo a hacer la colada. Y se supone que es día libre, pero cuando uno vive solo, hay ciertas responsabilidades.

Tenemos planeados varios viajes, queremos ir a Amsterdam y a Leipzig. También me gustaría ir a Berlín, para visitar a un amigo.
A partir de este jueves seré libre, ¡y por fin podré decir que he terminado con el curso! Hasta mediados de abril no vuelvo a tener clase. 😀