Archivos mensuales: septiembre 2013

La perspectiva mejora

Hoy me he levantado de buen humor. He decidido afrontar el hecho de que estoy aquí de Erasmus, para disfrutar, para estudiar, y como no, para sufrir un poco y crecer como persona también. Pero lo más importante, es que puedo valerme por mí mismo y puedo crecer como persona gracias a esta experiencia. Hoy he llamado a la persona de contacto de mi planta para pedirle que por favor, me hiciera un tour por el sótano. Me a enseñado la casita de la basura, las lavadoras y secadoras, me ha enseñado los números de las puertas (están en relieve) y también, cómo no, las máquinas expendedoras para pillar cocacola y cerveza alemana… He salido un ratito a recoger un paquete que me había llegado con compra online que hice en el Edeka, uno de los supermercados más grandes aquí en Saarbrücken.
También me he apuntado a un grupo de Erasmus en Saarbrücken en Facebook, donde hay muchísima gente ahí apuntada. Hice una publicación, diciendo que a ver si se ponen en contacto conmigo, qsihay alguien por aquí o aún no ha llegado nadie. Vamos a ver cómo va la cosa!!!

En fin, hoy me he dado cuenta de que esta experiencia me servirá, sobre todo, para crecer. Echo de menos a mis amigos y familia, pero eso es normal. Estoy en Alemania pero sé que mi familia y mis amigos siempre están y estarán ahí, y los que no estén es porque no son mis amigos verdaderos… Gracias a todos por el soporte, y gracias al universo por darme la clarividencia de saber que el erasmus me está ayudando a ser mejor persona, de que me esperan muchas cosas buenas por delante. Cuando me siento así, es como si me hubiera quitado un gran peso de encima. Sé que tendré que superar desafíos, pero no puedo dejar que estas cosas me hundan, porque tengo que valerme por mí mismo.

Pensamientos

Hay momentos en los cuales me siento muy optimista con el tema del Erasmus, y otros en los que no sé cómo me las arreglaré. No conozco a mucha gente, no tengo amigos aquí, alguien con quien poder contar. Hasta ayer por la noche no tuve internet y no pude mirarme el correo con detenimiento, pero cuando lo hice, vi que me habían arregado a una lista de correo del complejo de pisos en el que estoy. Todo muy bien, pero he escrito un mensaje saludando y nadie ha contestado. He escrito otro diciendo que necesitaba ir al supermercado de la uni para comprar un par de cosas para cocinar y no he recibido respuesta. Son este tipo de cosas las que me hacen sentir que será muy difícil la adaptación a la vida aquí en saarbrücken, cosas que estoy seguro se solucionarán pero que, hasta que no se solucionen, no estaré tranquilo. Escribo esto ahora porque, dentro de unos meses, miraré estas entradas y diré: “Vaya cambio que he pegado”, lo que pasa es que ahora mismo no lo veo así. Las clases aún no han empezado y no han llegado todos los vecinos, pero me encantaría conocer a alguien. No solo para entablar una amistad, si no para poder pedir ayuda cuando lo necesite. Vale que haya una administración en la uni que se dedique a ayudar a los discapacitados, pero no es como en Barcelona; Aquí las cosas no son tan fáciles, más que nada porque en Alemania, si quieres conseguir un entrenamiento en mobilidad, lo que en españa es un TR o Técnico en Rehabilitación para los ciegos que te enseñan los caminos, etc aquí tienes que pagar 400 euros, que no es nada barato.
Tengo que ir al mercado, tengo que ir al Sprachenzentrum, tengo que ir a la oficina de internacional a hacer un par de gestiones, y ya veremos cómo me las arreglaré. Ayer me vi yendo al Sprachenzentrum, tuve que pedir ayuda por supuesto. Al menos ya tengo la cuenta abierta, pero falta hacer otra gestión. Y para hacer esta gestión, tengo que ir hacia allí.
Ahora en un ratito me iré a comer, a ver qué tal me las arreglo.

Los primeros días

Los primeros días en Saarbrücken han sido, sinceramente, un poco de todo. A ratos me he sentido como que me costaba mucho adaptarme y a veces estaba súper optimista. El hecho de no tener internet en el piso y no poder hacer las gestiones que necesitaba empeoraba las cosas. Hasta esta mañana no he tenido internet, y hoy ya he hecho bastantes gestiones. Me he dado de alta en el Centro de idiomas para ver si puedo apuntarme a un curso de ruso y al curso de alemán que me da créditos para la universidad.

Pero hablemos de la adaptación de estos días. Mis padres estuvieron aquí del domingo hasta el martes, y hemos estado comprando las cosas que necesitaba para el piso, haciéndome el móvil alemán, gestiones de la universidad… Tuve que ir al ayuntamiento de Saarbrücken a empadronarme para abrir una uenta del banco. El hecho es que el martes por la noche estuve haciendo un camino hasta la facultad con mi padre y al principio me pareció muy difícil, aunque siempre me pasa lo mismo; A veces me pongo pesimista y me siento como que me costará mucho aprenderme los sitios. Pero hay que tener en cuenta que estoy en un país nuevo, diferente y que no conozco a nadie. El hecho de no conocer a nadie es lo que me tiene más preocupado por ahora, pero estoy seguro de que cuando empiecen las clases y los cursos de idiomas estaré mucho mejor.
Ayer fui a comer al bar de la universidad: Fui con una vecina del bloque que también es parte de la administración, que me ayudó a coger la bandeja, la comida… A veces me siento como ue me será bastante difícil tener que ir por el bar y llevar la bandeja y el bastón a la vez, son cosas que tendré que acostumbrarme o comer en otro sitio. He visto que puedo hacer compra online, así que compraré y cocinaré en casa, sobre todo para cenar.

En conclusión, creo que la experiencia Erasmus me está ayudando mucho a crecer como persona y que será muy importante para mi desarrollo personal.

Fiesta sorpresa de despedida

Hoy ha sido un día muy interesante, si más agetreado. Miriam me dijo que debíamos ir a Reus para ir a una fiesta de su iglesia, donde ella suele ir. Me dijoj que tenía que ir a predicar allí y que era muy importante para ella que la fuera a ver. Cogimos el tren hasta Salou, y allí nos recogió mi madre para llevarnos a la iglesia. Al final resultó que íbamos al campo, donde una amiga tiene una casita rural y salieron todos mis amigos de la nada para felicitarme y desearme un buen viaje Erasmus. Hemos estado todo el día juntos hasta tarde y, la verdad, ha sido la mejjor fiesta de despedida que podía haber tenido. Me han escrito un largo texto con palabras sinceras de amistad y agradecimiento para estar en sus vidas, y solo puedo desear con todo mi corazón ofrecerles toda mi amistad y amor como ellas lo han hecho y lo hacen siempre. No fuimos muchos en la fiesta, pero eso no importa; Lo más importante es estar rodeado de personas que te quieren y solo tienen buenos deseos para ti. Y aunque sé que muchos no han podido venir hoy, también los tengo siempre presentes en mi corazón, como personas importantes que son para mí, sin cuya presencia mi vida no sería igual. Gracias a todos mis amigos y amigas para estar aquí y por darme siempre soporte, cuando estoy bien y cuando estoy mal. <3

La fiesta de despedida en Barcelona

Ayer fue la fiesta de despedida de la universidad. Me animó mucho la idea de juntarme con un grupo de gente de la uni y gente de la ONCE y ver que se llevan bien.
Me encanttó ver el buen rollo que había entre todos y lo bien que estuvimos. Éramos 8 en total, 4 de la ONCE y 4 de la universidad (no fue planeado así a posta, de hecho nos falló un compañero de la uni que no pudo venir por trabajo). Estuuvimos paseando por las arenas, tomamos un helado y después pillamos el metro hasta plaça Catalunya para cenar, no sin antes pasear por las ramblas un rato, dejando que se conocieran todos. Me gusta ver cómo, gracias a este tipo de fiestas o encuentros, puedo haber iniciado amistades importantes entre personas diferentes. Tengo muchísimas ganas de irme a Alemania, pero también soy feliz estando aquí. Recuerdo decirle ayer a una de mis compañeras de la universidad, que a veces estar en la uni y en la vila es como estar de vacaciones, por lo bien que se está aquí. No me terminaba de entender del todo.

Segundo día en la Vila

Bueno, ayer en la vila fue n día bastante divertido e interesante. Por la mañana, como ya dije ayer, me vi con gente de la universidad. También estuve terminando de planear la fiesta de despedida de hoy: Hoy me reuniré con varios amigos míos en Barcelona para ir a pasear y a cenar.
Ayer por la tarde, después de comer, me fui a dar una vuelta. Unos amigos y yo estuvimos tocando la guitarra aquí en la vila y después, me encontré con Brigit, la Erasmus invidente de Germersheim, Alemania. Escuchamos música y estuvimos tocando la guitarra, hablando en alemán y me estuvo enseñando nueva música alemana que yo no conocía, también le pasé yo algunos grupos. Con esto me entran todavía más ganas de ir a Saarbrücken. Me estuvo explicando que allí en Germersheim tienen taxis gratis para ciegos, que como Germersheim es un pueblo pequeño y no tienen autobús, hay taxis especials para discapacitados que te llevan a las ciudades o lugares más cercanos. Me dijo que los estudiates universitarios en Alemania suelen tener transporte público gratuito y que me pusiera en contacto para ver si en Saarbrücken hay servicios para ciegos especiales.

Esta noche he flipado bastante con la peña de aquí de la vila: A las 4 y pico de la madrugada, un par o 3 de chicos estaban aquí debajo del bloque, con una lata de graffiti, o al menos eso creo que era. Se oía como un líquido saliendo a través de un spray a presión que parecía metálico, imagino que era una lata para pintar graffiti. Esstaban gritando vítores nazistas del estilo: ¡Voluntad! ¡Hitler! etc. Yo he flipado porque estaban dando glpes en persianas al azar y pintando los graffiti. A nosotros creo que no nos han pintado, pero me imagino a muchas personas escuchando esto y que les entraran ganas de irse de la vila… Cuando yo estaba en el bloque M (ahora estoy en el Y, al otro lado de la vila) no pasaban estas cosas.

Vila Universitaria 12 de septiembre

¡Buenas a todos!
He vuelto a la Vila Universitaria de la UAB por unos días. Esta vez estoy en casa de Mariano, el vecino del que os hablé la vez anterior. Al llegar, a eso de las 12:30 de la mañana, nos pusimos a hacer la comida: Unas patatas con carne y mostaza que no setuvo nada mal. Más tarde, a eso de las 4, nos fuimos hasta Cerdanyola ¡Andando! sí, nos pegamos una caminata de unos 5km y una hora y media o más caminando. Volvimos, obviamente, en autobús; Yo no soy de esas personas que disfrutan caminando. Mariano, al salir, me dijo que solo eran 15 minutos. Pues no fueron 15 minutos, lo que pasa que él es una persona valiente y está acostumbrado a caminar mucho, ya que le falta el dinero para permitirse el coste e tantos trenes y para él 15 minutos es una hora y pico para los demás… De todas formas, tampoco estuvo mal. debo admitir que hicimos algo que no deberíamos haber hecho. Nos fuimos a un bar de Cerdanyola y nos comimos un bocata, yo de lomo con queso y bacon para compensar la salida de calorías con una entrada más fuerte. 😉

Después fuimos a recoger a Míriam a los ferrocarriles, y ya no tenía hambre para cenar así que estuve n rato en el Facebook y luego me fui a dormir. Fue un buen día!
Hoy tengo planeado quedar con unos amigos de la uni y después por la tarde ir a tocar la guitarra al Frankfurt e la Vila, a ver cuánta gente viene a escuchar.

¡Hasta la próxima!

Segundo y tercer día de visita en la Vila Universitaria

Estos dos últimos días de visita a la Vila Universitaria de la UAB han sido caóticos, pero llenos de buenos momentos. Miriam y yo salimos a dar un paseo junto con otro vecino por Barcelona. El viernes estuve toda la mañana haciendo pequeñas modificaciones al ordenador de Miriam, ya que tenía un virus y le iba muy lento. Le puse un explorador de windows diferente y le hice un pequeño script para su lector de pantalla que con windows+e abre el nuevo explorador, además de enseñarle a utilizar su nueva grabadora Olympus Dm-650, que se ha comprado por recomendación mía para grabar sus clases, cosa que antes hacía con una grabadora digital poco accesible.
Por la tarde, como he comentado, fuimos a dar un paseo con Mariano. fuimos a cenar y luego volvimos a la vila.
Esta mañana les he hecho a los dos torrijas para desayunar y al final faltaron, por lo que nos quedamos con hambre, pero salieron bastante bien. Después, fuimos de puerta en puerta a saludar a los nuevos vecinos de Miriam. Conocimos a una pareja de científicos y a unas turcas que venían de erasmus en otro de los pisos. Después he vuelto hacia Salou.
El día 13 vuelvo hacia la vila para pasar unos días más allí antes de irme definitivamente hacia alemania.

El primer día de visita en la vila universitaria

Estos días he estado de visita en la Vila Universitaria de la UAB, la residencia de estudiantes de mis últimos dos años y a la cual espero volver cuando vuelva de Alemania.
Este año entra a la Vila una gran amiga que también es invidente, y estos días he querido estar con ella para ayudarla a adaptarse a la vida universitaria y a la nueva residencia, aprender nuevos caminos, conocer gente, etc. Es cuioso ver cómo cambia la percepción de un lugar según las diferentes personas: Cuando yo llegué a la vila el primer año, estaba maravillado de haber llegado. Con mi amiga, a veces parece que no lo tiene muy claro y que le va a parecer muy difícil.
Ayer organicé una quedada, primero con otra invidente de origen alemán que ha venido este año de Erasmus, y luego con tres chicos y una chica videntes. Al final creo que conseguimos, entre todos, animarla un poco.

Hoy sigo en la vila, y mañana escribiré cómo ha ido el día de hoy. Tengo pensado volver a la vila la semana que viene, porque echo de menos esto. Después de todo el verano y cuando me vaya a alemania, echaré de menos la vida en la vila.